Diario Bíblico en Español

4 de Julio del 2022

Primera lectura: Os 2,16.17b-18.21-22: 
Me casaré contigo
Salmo: 145:
El Señor es clemente y misericordioso
Evangelio: Mt 9,18-26: 
Mi hija murió. Ven y vivirá

14a Semana Ordinario Isabel de Portugal (1336)

18 En aquel tiempo, mientras Jesús les explicaba, se le acercó un jefe, se postró ante él y le dijo: «Mi hija acaba de morir. Pero ven a imponerle tu mano y ella recobrará la vida».
19 Jesús se levantó y lo siguió con sus discípulos.
20 Entre tanto, una mujer que llevaba doce años padeciendo hemorragias, se le acercó por detrás y le tocó el borde de su manto.
21 Pues se decía: «Con sólo tocar su manto, quedaré sana».
22 Jesús se volvió y al verla dijo: «¡Ten confianza, hija! Tu fe te ha sanado». Al instante la mujer quedó sana.
23 Jesús entró en casa del jefe y al ver a los flautistas y el barullo de gente,
24 dijo: «Retírense; la muchacha no está muerta, sino dormida». Se reían de él.
25 Pero, cuando echaron a la gente, él entró, la tomó de la mano y la muchacha se levantó.
26 El hecho se divulgó por toda la región.
 
Comentario 

Uno de los problemas del pueblo de la Biblia siempre fue su inconstancia e infidelidad, debilidades que no le permitían comprometerse en amor verdadero con su Dios. Dios, el eterno enamorado de su creación, queriendo unirse en alianza, terminaba abandonado por otros “amores”, otros “dioses”. La experiencia de la fe en muchos espacios religiosos ha quedado reducida a practicas cultuales que no permiten vivir a profundidad ese encuentro de amor en reciprocidad. Por eso hoy es tan fácil que la gente viva insatisfecha en su vivencia cristiana porque esta parece no sostenerla en sus anhelos más hondos de realización. Necesitamos promover, como creyentes, encuentros de cercanía y compasión que alivien a quienes están rotos por el abandono y la desigualdad social. ¿Estaremos dispuestos como Jesús a tener entrañas de misericordia para con el dolor humano? Dos mujeres, una adulta y una joven, son la expresión de un mundo enfermo y agonizante que necesita alivio. ¡Actuemos! por fe y convicción, pues nuestros gestos humanitarios pueden ayudar a salvar vidas.

 

 

 

 

Related Articles

10 de Abril del 2022

9 de Abril del 2022

8 de Abril del 2022