Diario Bíblico en Español

27 de Julio del 2022

Primera lectura: Jer 15,10.16-21: 
¿Por qué se ha vuelto crónica mi llaga? Si vuelves, estarás en mi presencia
Salmo: 59:
Dios es mi refugio en el peligro
Evangelio: Mt 13,44-46: 
Vende todo lo que tiene y compra el campo

17a Semana Ordinario Pantaleón, mártir (303)

44 Jesús dijo a sus discípulos: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo: lo descubre un hombre, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, vende todas sus posesiones para comprar aquel campo.
45 El reino de los cielos se parece a un comerciante de perlas finas:
46 al descubrir una de gran valor, va, vende todas sus posesiones y la compra».
 
Comentario 

En las confesiones que hemos estado leyendo estos días, Jeremías se percibe como un inadaptado. La vida del profeta está marcada por la contradicción de propios y extraños; vive en tensión constante, porque va a contracorriente; su parecer no se amolda al de los demás. Su convicción y seguridad le vienen de la palabra del Señor, no siempre clara ni constante. Ella es su alimento y coraza contra los embates de sus adversarios.

Hoy abundan profetas y, como en los tiempos de Jeremías, nos corresponde discernir los verdaderos de los falsos, por su apego a la palabra de Dios que libera. Nosotros mismos, bautizados, somos un pueblo de profetas. Cierto, hay voces que replican la propaganda de opresión, disfrazadas de progreso y bienestar; pero también las hay que llaman al discernimiento personal de la conciencia y a la defensa y promoción de la vida en todas sus formas. ¿Cómo podemos ejercitar nuestra identidad profética? ¿Cuál es nuestra experiencia con el profetismo en nuestra realidad?

 

 

Related Articles

10 de Abril del 2022

9 de Abril del 2022

8 de Abril del 2022