Diario Bíblico en Español

26 de Noviembre del 2022

Primera lectura: Ap 22,1-7: 
Ya no habrá más noche; el Señor instalará luz sobre ellos
Salmo: 95: 
¡Maranatha! Ven, Señor Jesús
Evangelio: Lc 21,34-36: 
Estén siempre despiertos

34a Semana Ordinario Santiago Alberione, fundador (1971)

34 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Presten atención, no se dejen aturdir con el vicio, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, para que aquel día no los sorprenda de repente,
35 porque caerá como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.
36 Estén despiertos y oren incesantemente, pidiendo poder escapar de cuanto va a suceder, así podrán presentarse seguros ante el Hijo del Hombre».
 
Comentario 

Cuando niño en ocasiones mi madre solía decirme: ¡Despierta! No porque mi cuerpo estuviera dormido, sino para llamar mi atención cuando hacía mal una tarea, o simplemente para ser diligente en algún trabajo que se necesitaba realizar. La metáfora de despertar invita a una actitud diligente y alerta, a una condición activa que lleve a tomar consciencia de lo que se debe hacer, y a realizarlo. Lucas 21 anima a sus comunidades a estar despiertas esperando la llegada de Jesús. Ésta no es una espera pasiva, sino activa, que implica construir el Reino de Justicia proclamado por el Maestro. El imperativo “despierta” se utiliza hoy para llamar a la conciencia y a la acción. Busca una comprensión reflexiva de la realidad en que vivimos, y una toma de postura que nos lleve a transformarla para que produzca vida digna a toda persona. Hoy el Maestro nos llama a despertar, algo que sólo podemos hacer cuando nos comprometemos en la construcción de su proyecto de Amor.