Diario Bíblico en Español

26 de Junio del 2022

Primera lectura: 1 Reyes 19,16b.19-21:
Eliseo se levantó y marchó tras Elías
Salmo: 16:
Señor, tú eres la parte de mi herencia y de mi copa 
Segunda lectura: Gálatas 5,1.13-18: 
Su vocación es la libertad
Evangelio: Lucas 9,51-62: 
Te seguiré adonde vayas

13o Ordinario José María Robles, mártir (1927)

51 Cuando se iba cumpliendo el tiempo de que se lo llevaran al cielo, Jesús emprendió decidido el viaje hacia Jerusalén,
52 y envió por delante unos mensajeros. Ellos fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle alojamiento.
53 Pero éstos no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén.
54 Al ver esto, Juan y Santiago, sus discípulos, dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos que caiga un rayo del cielo y acabe con ellos?».
55 Él se volvió y los reprendió.
56 Y se fueron a otro pueblo.
57 Mientras iban de camino, uno le dijo: «Te seguiré adonde vayas».
58 Jesús le contestó: «Los zorros tienen madrigueras, las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza».
59 A otro le dijo: «Sígueme». Le contestó: «Señor, déjame primero ir a enterrar a mi padre».
60 Le dijo: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el reino de Dios».
61 Otro le dijo: «Te seguiré, Señor, pero primero déjame despedirme de mi familia».
62 Jesús le dijo: «El que ha puesto la mano en el arado y mira atrás no es apto para el reino de Dios».
Comentario 

La vocación profética comunicada desde antiguo está ligada, por un lado, a las situaciones de injusticia que vive el pueblo y, por otro, a un llamamiento por parte de Dios. Al profeta, que sostiene una fuerte vinculación con el mismo Dios, se le pide no tener obstáculos para comunicar de manera directa el querer de Dios. A los profetas que hoy con libertad denuncian se los persigue, encarcela y mata por defender la dignidad humana y los bienes de la creación, mientras que, a los corruptos, dictadores, asesinos, se les rinden honores y favoritismos políticos.

Son demasiados apegos y dependencias los que nos ha provocado el sistema consumista en el que vivimos, que pareciéramos no encontrar alternativa de cambio. Preferimos vivir con la soga al cuello que optar por estilos de vida más sencillos, pero con mayor libertad. Hemos hecho mal uso de la libertad, creyendo que por tener poder y dinero se puede actuar arbitrariamente, hasta llegar a “morderse y devorarse” unos a otros como advierte Pablo. Necesitamos poner un límite al comportamiento humano y para ello se necesita de voces valientes y proféticas que hablen la verdad sin temor. La invitación del apóstol evangelizador es a dejarnos «conducir por el Espíritu» que nunca nos encierra, sino que nos hace salir del egoísmo y los bajos instintos; hace salir de la animalidad con la que se comportan algunos seres humanos que desprecian la vida misma y así evitar que nos sigamos autodestruyendo.

Cuando se “cumplió el tiempo”, es decir, le llegó el momento de intervenir y alzar la voz, Jesús ejerció la profecía en el centro de poder religioso y político, el Templo de Jerusalén. Continúa enseñando a sus discípulos que, para construir el Reino, el camino es el de la “no violencia” activa, no el del poder para dominar a unos sobre otros. En sociedades tan convulsionadas por la política y la economía injustas, los repuntes de violencia se hacen sentir; es lamentable que sean las armas y la mano dura el camino encontrado para frenar los actos violentos.

Nunca hay voluntad política para generar cambios estructurales que permitan erradicar tanta maldad. Jesús, en cambio, propone una nueva manera de vivir y de relacionarse, invitando a sus discípulos a tomar distancia de todo aquello que sabe a seguridades, dependencias, apegos y búsquedas compensatorias. Quien esté dispuesto inaugurará en su propia persona una vida nueva, pacífica, y desde ella se comenzará a gestar el Reino. ¿Cómo puedes ejercitarte para la libertad y cómo ayudar a otras personas? ¡Sé libre!

 

 

 

 

 

Related Articles

10 de Abril del 2022

9 de Abril del 2022

8 de Abril del 2022