Diario Bíblico en Español

2 de Agosto del 2022

Primera lectura: Jer 30,1-2.12-15.18-22: 
Yo cambiaré su suerte
Salmo: 102:
El Señor construyó Sión, y apareció en su gloria
Evangelio: Mt 14,22-36: 
¿Por qué dudaste?

18a Semana Ordinario Ntra. Sra. de los Ángeles Eusebio de Vercelli (371)

22 Mandó Jesús a los discípulos embarcarse mientras él despedía a la multitud.
23 Después subió él solo a la montaña a orar. Al anochecer, todavía estaba allí, solo.
24 La barca se encontraba a buena distancia de la costa, sacudida por las olas, porque tenía viento contrario.
25 Ya muy entrada la noche, Jesús se acercó a ellos caminando sobre el lago.
26 Al verlo caminar sobre el lago, los discípulos comenzaron a temblar y dijeron: «¡Es un fantasma!». Y gritaban de miedo.
27 Pero Jesús les dijo: «¡Ánimo! Soy yo, no teman».
28 Pedro le contestó: «Señor, si eres tú, mándame ir por el agua hasta ti».
29 «Ven», le dijo Jesús. Pedro saltó de la barca y comenzó a caminar por el agua acercándose a Jesús;
30 pero, al sentir el fuerte viento, tuvo miedo, entonces empezó a hundirse y gritó: «¡Señor, sálvame!».
31 Al momento Jesús extendió la mano, lo sostuvo y le dijo: «¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?».
32 Cuando subieron a la barca, el viento amainó.
33 Los de la barca se postraron ante él diciendo: «Ciertamente eres Hijo de Dios».
34 Terminaron la travesía.
35 Los hombres le llevaron todos los enfermos
36 y le rogaban que les permitiese nada más rozar el borde de su manto, y los que lo tocaban quedaban sanos.
 
 
Comentario 

Vino un rayo de luz para el pueblo en medio del panorama devastador que significó la invasión extranjera: sin tierra, sin identidad, sin Dios. La voz del profeta que usualmente presagia desgracias ahora anuncia un cambio favorable en la suerte de los fieles, capitaneados por un líder que lo hará posible. Se vislumbra la celebración de una alianza nueva para hacerlos un pueblo resguardado por su Dios. El ser pueblo de Dios, como lo vislumbra el profeta, no se reduce a constituir una asamblea cultual, sino en configurarse como comunidad de bienestar que celebra y ama la vida.

No es un ideal ajeno a nosotros y nuestras sociedades devastadas por el crimen y la corrupción. ¿Qué luces de esperanza vislumbras en la realidad donde vives? Recordemos que el bienestar más básico comienza por la tierra, el techo y el trabajo, como lo señaló el Papa Francisco. Al rezar hoy el Padre Nuestro, preguntémonos: ¿Qué podemos hacer para garantizar el acceso a las tres “T” (Tierra-Trabajo-Techo) que señala el Papa Francisco?

 

 

Related Articles

10 de Abril del 2022

9 de Abril del 2022

8 de Abril del 2022