Diario Bíblico en Español

13 de Mayo del 2022

Primera lectura: Hch 13,26-33: 
Dios cumplió la promesa
Salmo: 2: 
Tú eres mi Hijo: yo te he engendrado hoy
Evangelio: Jn 14,1-6: 
Yo soy el camino, la verdad y la vida

4a Semana de Pascua Nuestra Señora de Fátima

1 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No se inquieten. Crean en Dios y crean en mí.
2 En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho, porque voy a prepararles un lugar.
3 Cuando haya ido y les tenga preparado un lugar, volveré para llevarlos conmigo, para que, donde yo esté, estén también ustedes.
4 Ya conocen el camino para ir a donde yo voy».
5 Le dijo Tomás: «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos conocer el camino?».
6 Le dijo Jesús: «Yo soy el camino, la verdad y la vida: nadie va al Padre si no es por mí».
 
Comentario 

 

La inminente partida de Jesús deja desconcertados a sus discípulos que, por boca de Tomás, preguntan por el camino que deben seguir. Y Jesús contesta con esta afirmación: «Yo soy el camino, la verdad y la vida». La palabra «camino» recuerda que no podemos vivir inmóviles, esperando una Salvación caída del cielo, sino que ella consiste en una constante búsqueda humana y religiosa. Los primeros cristianos fueron llamados «Los del camino» en Hechos de los Apóstoles (9,2; 22,4; 24,14.22).

El cristiano necesita comprenderse como un buscador, un sin patria, caminando y amando en libertad. La segunda palabra –verdad– afirma que la esencia de la vida cristiana es justamente la libertad de asumir la frágil condición humana con sus límites y potencialidades. Comporta un vivir buscando el querer de Dios hasta alcanzar la plenitud. Y la tercera palabra que emplea Jesús –vida– lleva a mirar siempre hacia adelante, sin nostalgia de lo que queda atrás, contemplando el horizonte que nos espera y que da sentido a nuestra existencia.