Diario Bíblico en Español

12 de Junio del 2022

Primera lectura: Proverbios 8,22-31: 
La Sabiduría fue engendrada desde el principio 
Salmo: 8:
Señor, dueño nuestro, ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra! 
Segunda lectura: Romanos 5,1-5: 
A Dios, por medio de Cristo, en el amor del Espíritu 
Evangelio: Juan 16,12-15: 
El Espíritu se lo anunciará a ustedes 

 

12 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Muchas cosas me quedan por decirles, pero ahora no pueden comprenderlas.
13 Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena. Porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará el futuro.
14 Él me dará gloria porque recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes.
15 Todo lo que tiene el Padre es mío, por eso les dije que recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes».
 
Comentario 

Celebramos la fiesta de la Trinidad, buena ocasión para preguntarnos: ¿en qué Dios creemos? Quizás la imagen de Dios que tenemos no nos esté ayudando en nuestro proceso de madurez cristiana. Hay muchas imágenes de Dios que distorsionan la gratuidad de su amor y su gran misericordia. Por ejemplo: Si creo en un Dios que castiga, tendré la tendencia a condenar a quienes considero dañinos. Si creo en un Dios distante y distinto, podré vivir mi fe alejado de la realidad e indiferente a la comunidad. Si creo en un Dios que lleva cuentas del mal, dejaré que me domine la culpa y haré lo mismo con mi prójimo. Si creo en un Dios milagrero, me será difícil asumir responsabilidades y me atendré a su “santísima” voluntad.

En su Carta, Pablo nos invita a «estar en paz con Dios», a encontrar en él aquel amor que nos haga capaces de transformar nuestra vida y la de los demás. Jesús, por su parte, promete la sabiduría del Espíritu que nos permitirá ir comprendiendo el “querer” de Dios, descubriendo así el sentido de nuestra vida y la misión que hemos de realizar. Cada uno ha sido llamado a la vida, en esta nuestra “casa común”, para ser feliz y realizarse en la comunión con todo lo creado.

Eso de Dios que llevamos dentro estamos invitados a desarrollarlo y compartirlo. A nivel familiar, mamá y papá son el primer reflejo del amor para sus hijos e hijas. Si no se esfuerzan, crearán vidas frágiles, incapaces de amar y asumir compromiso con el mundo. Esto vale para todos los otros ámbitos de la vida de pastoreo y cuidado: la misión de la persona que educa, que orienta, que lidera sociedades y que busca servir en distintos ámbitos.

El Dios-comunidad nos recuerda el compromiso que tenemos de validar nuestra existencia amándonos. La riqueza de lo humano (imagen de Dios) se encuentra en lo diverso y en la capacidad de desarrollarse en sana interdependencia; las diferencias no tienen que separarnos sino llevarnos a la complementariedad y a la conciencia de necesitar unos de otros. Si algo aprendimos durante la última pandemia es a cuidarnos unos a otros y a cuidar del planeta. Pidamos al Espíritu Santo, en un mundo cada vez más fragmentado, ser puentes de paz y no de conflictos. Dios nos invita a descubrir su presencia en la obra de sus manos. ¿Eres capaz de ver a Dios en aquellas personas que te cuesta amar? ¡Ama a Dios en todo lo creado!

 

 

 

Related Articles

10 de Abril del 2022

9 de Abril del 2022

8 de Abril del 2022