Nuestro Editorial

Año nuevo 2021



Editorial

 

«El Señor te bendiga y te guarde; El Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; El Señor alce sobre ti su rostro, y te dé paz» (Nm 6,24-26).

Con la bendición de Dios iniciamos el 2021, como creyentes confiados y esperanzados. Necesitamos realmente que la luz de Dios haga resplandecer la realidad que tenemos delante para saber abrazarla con mayor compromiso y entrega. Siempre se dice que un nuevo año son nuevas oportunidades; efectivamente, es así, aunque no lo tengamos todo tan claro. Que la pandemia y sus consecuentes efectos no nos encuentren desprevenidos, sino todo lo contrario, como personas bien dispuestas hagamos lo posible por cuidar más de la VIDA, con nuevas fuerzas, nuevas ilusiones y nuevos retos.

La Palabra de Dios en este “Nuevo Año” comienza recordándonos nuestra condición de “hijos e hijas” a quienes Dios ama, y por quienes vino a la tierra para mostrarnos el camino de la plenitud y la humanización. No perdamos esta conciencia de filiación, porque nos dará la clave para el seguimiento de Jesús, un camino de moderación y solidaridad que busca siempre hacer el bien. Recibimos, además, la invitación a «pescar» oportunidades de “vida digna”, para nosotros y para quienes nos rodean. Ojalá tengamos el privilegio de ayudar a quienes necesitan liberar sus vidas y relaciones de aquello que las oprime. Fomentemos en nuestros hogares los valores que nos hagan personas comprensivas y solidarias en este año consagrado a la Familia.

Caminemos con fe, de la mano de nuestro Dios, y que el nuevo año nos encuentre “bien dispuestos”. No dejemos pasar la ocasión de orar por todas las familias del mundo y encomendémoslas a la intercesión de la Sagrada Familia.

Diario Bíblico