Diario Bíblico

Una ayuda para confrontarse día a día con la Palabra de Dios; una compañía de lectura guiada de la Palabra; un registro en el que anotar cada día tus reflexiones, inspiraciones e incluso preguntas a la Palabra, o las respuestas que percibes en tu corazón...

El DB ofrece todo un Servicio Bíblico completo, del cual el libro en papel es sólo una parte. El resto -mucho más amplio- es telemático y está en el ciberespacio. Pero comencemos por lo que está más cerca, por el libro de papel.

Es un «Diario», no una Agenda

No quiere ser una simple agenda en la que, de paso, se colocan los números de las lecturas de la liturgia católica y, a veces, algún pensamiento bíblico. Simplemente para anotar las ocupaciones de cada día y saber las citas de las lecturas bíblicas de cada día, hay ya muchas agendas. El DB quiere ser más que eso.

Este libro es un «Diario» bíblico, es decir: una ayuda para confrontarse día a día con la Palabra de Dios; una compañía de lectura guiada de la Palabra; un registro en el que anotar cada día tus reflexiones, inspiraciones e incluso preguntas a la Palabra, o las respuestas que percibes en tu corazón.

Y es un Diario «Bíblico»

Hace un esfuerzo por ofrecer la mayor cantidad posible de comentario exegético y de reflexiones teológico-pastorales sobre la Palabra de Dios, tratando a la vez de dejar también un amplio espacio para tus apuntes personales. Por razones de espacio, sólo transcribe el evangelio de cada día. Cuando, por ser este muy largo, se extrae y se presenta sólo lo fundamental de la lectura correspondiente.

Recomendamos hacer siempre la lectura completa de las citas bíblicas (también de la primera lectura, de la segunda cuando la hay, y ojalá del salmo) acudiendo a tu Biblia.

que junta también el papel con la telemática

Decíamos que este libro es «sólo una parte de un Servicio Bíblico completo»; en efecto:

-Los mismos comentarios que vienen en este DB podrás encontrarlos, en versión más amplia, en internet, sin los estrechos límites de las páginas de papel. Los domingos encontrarás por ejemplo, una oración litúrgica adicional, preguntas para la revisión de vida y para la reunión de grupo o del círculo bíblico, sugerencias para la oración universal de los fieles, un dibujo de Maximino Cerezo Barredo sobre el evangelio de cada domingo y, eventualmente, otros materiales pastorales, como bibliografía o textos y datos complementarios. Todo esto es puesto en la red (internet) con varios meses de anticipación, de forma que puede ser recogido con tiempo suficiente para que prepares una publicación pastoral impresa para tu comunidad cristiana.

En internet también podrás utilizar el Centro Bíblico Virtual, la Biblioteca (con su «sección bíblica»), el «Consultorio bíblico», etc. En la “sección bíblica” de la Biblioteca podrás recoger (siempre gratis) una colección de más de 50 “folletos bíblicos populares”, para el estudio personal o para el uso de tu comunidad o círculo bíblico.

que junta la Palabra y la Vida, la Biblia y el periódico

Los comentarios bíblicos contenidos en este DB parten siempre de las lecturas de la Palabra de cada día, las comentan, y sugieren su aplicación a la vida: tratan de juntar la Biblia y la Vida, nuestra vida diaria («Diario…») y la Palabra de Dios («…Bíblico»). Nuestro objetivo es ayudar a responder a la Palabra de Dios con un corazón transformado que traduzca su conversión interior en la vida real de cada día, en un «diario» confrontar «la Biblia y el periódico».

-Si lo deseas, cada semana (el martes anterior al domingo al que se refieren), podrás recibir los comentarios bíblicos por correo electrónico. Basta que te suscribas (gratis, por supuesto). En la página de internet de este DB tienes las indicaciones sobre cómo hacerlo. Con el texto ya en tu computador podrás intervenirlo, reelaborarlo, añadirle tus reflexiones… o adaptarlo a las circunstancias propias de tu comunidad.

Una obra colectiva

Queremos llevar este «servicio a la Palabra» hasta los rincones más apartados del Continente y ponerlo al alcance de los más sencillos. Pero no tratamos de hacerlo solos; no tratamos de sacar adelante una obra «nuestra». Invitamos a unirse a este «proyecto colectivo» a las diócesis, congregaciones religiosas, organizaciones bíblicas, instituciones diversas… que podrán concertar con nosotros coediciones locales, siempre que sea dentro del espíritu de servicio desinteresado y no lucrativo que caracteriza a esta obra evangelizadora. En estas coediciones será posible incluir un logo y hasta cuadernillo propios de la entidad. Para ello pónganse en contacto con nosotros antes de fin de enero del año anterior a cada edición.

Diario Bíblico