Consulta diaria

Primera lectura: Heb 5,7-9: 
Es Autor de salvación
Salmo: 30:
Sálvame, Señor, por tu misericordia
Evangelio: Jn 19,25-27: 
Mujer ahí tienes a tu hijo

24a Semana Ordinario Ntra. Sra. de los Dolores

25 En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su Madre, la hermana de su madre, María de Cleofás y María Magdalena.
26 Jesús, viendo a su Madre y al lado al discípulo amado, dice a su Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo.
27 Después dice al discípulo: Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.

Comentario

 

Hoy estamos celebrando la fecundidad del sacrificio de un amor que triunfa de la muerte y Cristo se levanta victorioso. María nos invita a entender ese dolor y vencerlo de cara al gran amor que se manifiesta en la donación universal del Hijo de Dios. El camino del sufrimiento que lleva al hijo de Dios a obedecer encontrando razón de ser y existir desde la misma voluntad de Dios.

Ahí frente a esa cruz estaba su Madre, no solo soportando sino amando sobremanera en una admirable actitud, un amor que se unía a la redención humana y asume toda la condición humana en la entrega generosa de quien había dicho: “yo entrego mi vida... nadie me la quita”.

María ha vivido esta experiencia de amor redentor y se une al sacrificio de Jesús. Ella está pendiente al pie de la cruz contemplando el dolor de su Hijo. La Madre Dolorosa ha de inspirar la entrega de tantas madres que dan la vida por sus hijos diariamente.

¿Como podemos ser solidarios con tanto dolor de madres laceradas?