Consulta diaria

Primera lectura: 1Cor 3,1-9: 
Somos colaboradores de Dios
Salmo: 32:
Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como herencia
Evangelio: Lc 4,38-44: 
Curación de la suegra de Pedro

22a Semana Ordinario Salomón Leclercq (1792) Bartolomé Gutiérrez (1632)

En aquel tiempo salió Jesús de la sinagoga y entró en casa de Simón.
38 La suegra de Pedro estaba con fiebre muy alta y le suplicaban que hiciera algo por ella.
39 Él se inclinó sobre ella, increpó a la fiebre y se le pasó. Inmediatamente se levantó y se puso a servirles.
40 Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos con diversas dolencias se los llevaban. Él ponía las manos sobre cada uno y los sanaba.
41 De muchos salían demonios gritando: ¡Tú eres el Hijo de Dios! Él los increpaba y no los dejaba hablar, pues sabían que era el Mesías.
42 Por la mañana salió y se dirigió a un lugar despoblado. La multitud lo anduvo buscando, y cuando lo alcanzaron, lo retenían para que no se fuese.
43 Pero él les dijo: También a las demás ciudades tengo que llevarles la Buena Noticia del reino de Dios, porque para eso he sido enviado.
44 Y predicaba en las sinagogas de Judea.

Comentario

 

La actividad sanadora, liberadora de Jesús se hace extensiva a enfermos, posesos, oprimidos por alguna fuerza maligna. Jesús se revela como señor de la vida, la salud y la paz. La enfermedad y la posesión son consideradas en su tiempo como fuerzas deshumanizantes que desfiguran la imagen de Dios plasmada en la persona humana. Por eso, el gran sentido del mi- lagro de Jesús es que con su autoridad ayuda a las personas a recuperar su condición de hijo de Dios y miembro de la comunidad.

Seguramente en nuestros contextos sociales y eclesiales hay muchas situaciones de postración y opresión por diversos “espíritus malignos” como el egoísmo, la codicia, la opresión y la violencia que deshumanizan a nuestros hermanos. Como seguidores de Jesús y continuadores de su proyecto tenemos la misión de curar (cuidar), sanar (ayudar) y liberar (levantar) y propiciar mejores condiciones de vida digna para todos los seres humanos, especial- mente los más débiles y vulnerables.

¿Qué acciones se realizan en tu comunidad o grupo para ayudar a sanar y liberar a los hermanos?