Consulta diaria

Primera lectura: Eclo 11,9–12,8: 
Acuérdate de tu Creador
Salmo: 89: 
Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación
Evangelio: Lc 9,43b-45: 
El Hijo del hombre va a ser entregado

25a Semana Ordinario Cosme y Damián (303)

43b En aquel tiempo, como todos se admiraban de lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos:
44 Presten atención a estas palabras: El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de hombres.
45 Pero ellos no entendían este asunto; su sentido les resultaba encubierto; pero no se atrevían a hacerle preguntas respecto a esto.

Comentario

“Dejarse llevar por la juventud y sus pasiones, por el corazón y lo que atrae”, qué fácil entendemos el lenguaje del Qohelet, el mismo de las telenovelas y los “top-fashions” que llaman al consumo y a la vanidad. El lenguaje de Jesús nos invita a la entrega y ofrecimiento de la vida por el otro: “al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres”. El abismo entre los dos lenguajes es muy grande, Jesús tiene que insistir “Métanse bien esto en la cabeza”.

¿Por qué es tan difícil el lenguaje de Jesús para nosotros?

Porque solo lo podemos encontrar en la ofrenda de tantos hombres y mujeres que, en contra del mundo, dan sus vidas, como Jesús, por el Reino, por el otro. Los pobres y sencillos nos enseñan a descubrir la esperanza y la felicidad en el compartir y el luchar juntos.

¿Cómo revelar el proyecto del Reino aun en medio de las tinieblas de la muerte?
¿Cómo ser luz y esperanza para un lenguaje nuevo de armonía, de paz, de solidaridad?