Consulta diaria


Primera lectura
: Gén 1,20–2,4a: 
Hagamos al hombre
Salmo: 8:
¡Señor, dueño nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
Evangelio: Mc 7,1-13: 
Descuidan el mandato de Dios

 

1 Se reunieron junto a él los fariseos y algunos letrados venidos de Jerusalén.
2 Vieron que algunos de sus discípulos tomaban alimentos con manos impuras, es decir, sin lavárselas.
3 Es que los fariseos y los judíos, en general, no comen sin antes lavarse cuidadosamente las manos…
5 Y le preguntaron: ¿Por qué no siguen tus discípulos la tradición de los mayores, sino que comen con manos impuras?
6 Les respondió: Qué bien profetizó Isaías de la hipocresía de ustedes cuando escribió: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí;
7 el culto que me dan es inútil, ya que la doctrina que enseñan son preceptos humanos.
8 Descuidan el mandato de Dios y mantienen la tradición de los hombres.
9 Y añadió: Ustedes dejan de lado el mandato de Dios para mantener su propia tradición. 10 Pues Moisés dijo: Sustenta a tu padre y a tu madre, y también: Quien abandona a su padre o su madre debe ser condenado a muerte.
11 Ustedes, en cambio, dicen: Si uno comunica a su padre o su madre que la ayuda que debía darles es qorbán, es decir, ofrenda sagrada,
12 entonces les está permitido no ayudarlos.
13 Y así invalidan el precepto de Dios en nombre de su tradición. Y como ésas hacen muchas otras cosas.


Comentario

 

Una fuerte tendencia del ser humano es apegarse a tradiciones, costumbres, ritos, sin entender su sentido ni adaptarlos a las circunstancias presentes. Eso es lo que Jesús le quiere hacer caer en cuenta a los escribas y fariseos. Lo fundamental está en luchar y trabajar por una vida digna para todos los seres humanos. En el relato de la creación se coloca al ser humano en la cima de todo lo creado. Ha sido dotado de dignidad y grandeza por el mismo creador. Por esoc ninguna ley, ninguna tradición, ninguna institución puede colocarse por encima del ser humano.

Todo debe estar al servicio de las personas para garantizarle el goce pleno de sus derechos que posee por el simple hecho de ser humano. Este ha sido el llamado que los últimos pontífices a partir de Juan XXIII han hecho a la Iglesia y a la humanidad. Por fortuna muchas personas, creyentes o no, se dedican con esmero y entrega a la defensa, promoción y protección de los derechos humanos.

April 2019
Su Mo Tu We Th Fr Sa
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4