Consulta diaria


Primera lectura
: Gén 3,9-15.20: 
Establezco hostilidad entre tu estirpe y la de la mujer
Salmo: 97: 
Canten al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas
Segunda lectura: Ef 1,3-6.11-12: 
Nos eligió en la persona de Cristo
Evangelio: Lc 1,26-38: 
Alégrate, el Señor está contigo

 

26 En aquel tiempo envió Dios al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea llamada Nazaret,
27 a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la familia de David; la virgen se llamaba María.
28 Entró el ángel a donde estaba ella y le dijo: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.
29 Al oírlo, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué clase de saludo era aquél.
30 El ángel le dijo: No temas, María, que gozas del favor de Dios.
31 Mira, concebirás y darás a luz un hijo, a quien llamarás Jesús.
32 Será grande, llevará el título de Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre,
33 para que reine sobre la Casa de Jacob por siempre y su reino no tenga fin.
34 María respondió al ángel: ¿Cómo sucederá eso si no convivo con un hombre?
35 El ángel le respondió: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso, el consagrado que nazca llevará el título de Hijo de Dios.
36 Mira, también tu pariente Isabel ha concebido en su vejez, y la que se consideraba estéril está ya de seis meses.
37 Pues nada es imposible para Dios.
38 Respondió María: Yo soy la servidora del Señor: que se cumpla en mí tu palabra. El ángel la dejó y se fue.


Comentario

 

¡Viva María! Es el grito de júbilo que resuena hoy en templos y capillas. Y no es para menos. La jovencita humilde, pobre, sin títulos nobiliarios ha sido proclamada por la Iglesia como Inmaculada desde su concepción. Eso sucedió un 8 de diciembre de 1854. María es reconocida como preparada por Dios Padre desde todos los tiempos como sagrario, morada de su Hijo. María limpia de pecado significa que ha sido dotada de gracias especiales que la fortalecen para combatir las fuerzas del mal como lo insinúa el génesis. Ella, con su sí generoso y confiado a la voluntad de Dios, ha contribuido enormemente con la salvación-liberación de la humanidad. María inmaculada es el símbolo de una humanidad llamada a la transparencia de vida para que los valores del amor, la paz, la libertad resplandezcan en el mundo. Que esta celebración no se limite a lo meramente ritual sino que sea la oportunidad de renovar el compromiso cristiano de ser constructores de una nueva humanidad. ¿de qué manera estás asumiendo en tu vida los valores de María Inmaculada?