Consulta diaria

Primera lectura: Heb 5,7-9: 
Es autor de salvación
Salmo: 30:
Sálvame, Señor, por tu misericordia
Evangelio: JJn 19,25-27: 
Mujer, ahí tienes a tu Hijo

24ª Semana Ordinario Ntra. Sra. de los Dolores

 
25 En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María de Cleofás y María Magdalena.
26 Jesús, viendo a su madre y al lado al discípulo amado, dice a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo.
27 Después dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.

 
Comentario

Este relato, sin lugar a dudas, es el testimonio más sublime del significado del discipulado en Juan. Es la imagen clara de un proceso que asume hasta las últimas consecuencias el seguimiento del Maestro. Lo más interesante es que quien lo encarna es María, la madre de Jesús. Una mujer que al principio vacilaba y se sentía insegura por las ocurrencias de su propio hijo y verla ahora como la maestra de discípulos y misioneros, es una enseñanza enorme.

La advocación que celebra hoy la Iglesia Universal es la de Nuestra Señora de los Dolores, una advocación de corte hispanoamericano. Que en la meditación de esta advocación y ejemplo de María, Madre y Maestra, podamos orar por las miles de mujeres, campesinas, viudas, indígenas, estudiantes y obreras que con su radicalidad, entrega y compromiso nos hacen pensar y experimentar que el Reino de Dios está más cerca; que no hay que desfallecer; que debemos permanecer al pie de la cruz aguardando por la utopía y la esperanza de que un mundo nuevo es posible.