Consulta diaria

Primera lectura:  Num 21,4-9:
Los mordidos de serpiente sanarán
Salmo: 77
No olviden las acciones del Señor
Segunda lectura: Flp 2,6-11:
Dios o exaltó
Evangelio: Jn 3,13-17:
Ha de ser elevado el Hijo del hombre

 

En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: 13 Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo: el Hijo del Hombre.
14 Como Moisés en el desierto levantó la serpiente, así ha de ser levantado el Hijo del Hombre,
15 para que quien crea en él tenga vida eterna.
16 Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que quien crea en él no muera, sino tenga vida eterna.
17 Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de él.


Comentário

 

Locura y escándalo es abrazar la cruz. Locura para la sabiduría mundana del disfrute egoísta de la vida cuando el vientre se convierte en dios. Escándalo para la gente religiosa que tiene una imagen de Dios de poder. La cruz símbolo de la tortura humana para los que se oponían a las directrices del imperio romano es abrazada por Jesús como símbolo de redención. Jesús muere en la cruz porque está decidido a llevar adelante el proyecto de su Padre, pero se ha encontrado con los ídolos de la muerte que no están dispuestos a dejar a Dios realizar su proyecto de vida y justicia del reino. El no busca la cruz, la cruz es la que busca a Jesús por su empeño salvador y redentor. Jesús sufre la cruz por llevar adelante el proyecto del reino. Así la Cruz es bendita, es redentora, es el único camino para la vida. Que al celebrar hoy la exaltación de la Santa Cruz rescatemos este símbolo cristiano que aparece por doquier en el itinerario de nuestra fe.