Consulta diaria

Primera lectura: Hch 17,15.22–18,1:   
Les anuncio, lo que veneran sin conocer
Salmo: 148
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria
Evangelio: Jn 16,12-15:
El Espíritu los guiará hasta la verdad

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:
12 Muchas cosas me quedan por decirles, pero ahora no pueden comprenderlas.
13 Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena. Porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará el futuro.
14 Él me dará gloria porque recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes.
15 Todo lo que tiene el Padre es mío, por eso les dije que recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes.


Comentário

Reconozcamos que no avanzamos en la vida cristiana por nuestra fuerza. Todo es por el amor de Dios que coloca la iniciativa, enciende los corazones y dinamiza los procesos de humanización en la historia. Una de nuestras mayores tentaciones es creer que las grandes trasformaciones se dan por nuestro mérito. Esto no es cierto. Es el Espíritu del Crucificado-Resucitado quien hace posible los procesos más profundos de humanidad y de comunidad. Abrámonos a la acción de Dios. Todo cuanto sucede de bueno y novedoso en la historia es iniciativa suya. Hoy Jesús nos lo reafirma: es “el Espíritu de la Verdad quien los guiará a la verdad plena”. Reconozcamos con humildad que al interior de la vida cristiana le hemos dado mucha importancia a la fuerza humana como aquella que es capaz de permitir las grandes transformaciones. Y no es cierto. Es la fuerza de Dios, es su iniciativa quien coloca a la humanidad en la órbita debida. Aprendamos del mismo testimonio de Jesús que es el Espíritu quien permite esto. Dejémonos guiar por el Espíritu.