Consulta diaria

Primera lectura: Hch 16,1-10:
“Ven a Macedonia y ayúdanos”
Salmo: 99
Aclama al Señor, tierra entera
Evangelio: Jn 15,18-21:
Yo los he escogido

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:
18 Si el mundo los odia, sepan que primero me odió a mí.
19 Si ustedes fueran del mundo, el mundo los amaría como cosa suya. Pero, como no son del mundo, sino que yo los elegí sacándolos del mundo, por eso el mundo los odia.
20 Recuerden lo que les dije: Un sirviente no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán; si cumplieron mi palabra, también cumplirán la de ustedes.
21 Los tratarán así a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.


Comentário

Ser cristiano es ser radicalmente un hombre o una mujer “no del mundo”. No se entiende la vida cristiana como regida y gobernada por el mundo. Hemos de preguntarnos qué mundo es el que Jesús de Nazaret condena. Es el mundo que el ser humano ha creado con su egoísmo y que ha colocado por encima de la creación, haciendo de los seres humanos víctimas del egoísmo estructural, de las violencias y de la muerte. En el mundo gobierna siempre la ley del más fuerte. La lógica de Jesús es contraria: colocar al débil como norma. Propender y cuidar al más vulnerable. Esta lógica contradice toda propuesta filosófica, creencia religiosa y la manera de organizar la sociedad. Estamos invitados por Jesús a hacer una revisión profunda de vida cristiana. Hemos de hacer una renovación honda de nuestro bautismo para saber si estamos siendo fieles a Jesús y a su lógica. Hemos de ir haciendo renuncia al mundo y a su lógica. Es el mundo quien mató a Jesús y quien sigue matando a los Hijos e Hijas de Dios.