Consulta diaria

Primera lectura: Hch 15,22-31:
Decidimos no imponerles más cargas
Salmo: 56
Te daré gracias ante los pueblos, Señor
Evangelio: Jn 15,12-17:
Ámense unos a otros

Dijo Jesús:
12 Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado.
13 Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por los amigos.
14 Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.
15 Ya no los llamo servidores, porque el servidor no sabe lo que hace su señor. A ustedes los he llamado amigos porque les he dado a conocer todo lo que escuché a mi Padre.
16 No me eligieron ustedes a mí; yo los elegí a ustedes y los destine para que vayan y den fruto, un fruto que permanezca; así, lo que pidan al Padre en mi nombre él se lo concederá.
17 Esto es lo que les mando, que se amen unos a otros.


Comentário

Jesús constituye al grupo de sus seguidores, sus amigos. El ser amigos Jesús lo deja bien explicado. No hay tratamiento de él hacia sus discípulos como de “siervos”, “esclavos”. Éstos desconocen la vida íntima del amo. El amigo conoce al otro en su intimidad, en su particularidad, en su vida más personal, en los proyectos, sueños y anhelos que tiene. Eso es lo que Jesús hace con cada bautizado. Nos ha constituido sus amigos. Nos ha permitido entrar en intimidad con él. Quiere que nuestra relación con él sea transparente, alegre, espontanea. ahuyentando del centro del corazón, el miedo, las angustias, las oscuridades que no nos dejan ser libres, por lo tanto no nos deja ser plenamente humanos. Dejémonos abrazar por la amistad de Jesús y respondamos a su amistad con altura, con fidelidad, con alegría y con diafanidad. Pero solo llegaremos a ser verdaderos amigos de Jesús cuando tengamos con él una experiencia de intimidad existencial. Estamos a pocos días para concluir la Pascua. Intentemos renovar nuestra vida de intimidad con Jesús.