Consulta diaria

Primera lectura: Hch 15,1-6:
Controversia en la Comunidad
Salmo: 121
Vayamos alegres a la casa del Señor
Evangelio: Jn 15,1-8:
Yo soy la vid, ustedes los sarmientos

1 Dijo Jesús a sus discípulos: Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador.
2 Él corta los sarmientos que en mí no dan fruto; los que dan fruto los poda, para que den aun más.
3 Ustedes ya están limpios por la palabra que les he anunciado.
4 Permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto por sí solo, si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí.
5 Yo soy la vid, ustedes los sarmientos: quien permanece en mí y yo en él dará mucho fruto; porque separados de mí no pueden hacer nada.
6 Si uno no permanece en mí, lo tirarán afuera como el sarmiento y se secará: los toman, los echan al fuego y se queman.
7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pedirán lo que quieran y lo obtendrán.
8 Mi Padre será glorificado si dan fruto abundante y son mis discípulos.


Comentário

Para vivir la espiritualidad cristiana es necesario estar adheridos a Jesús de Nazaret. En ocasiones nos adherimos a devociones y prácticas religiosas, que desdicen de la experiencia de Jesús. Cuando un bautizado vuelve sus ojos, su mente y su corazón hacia Jesús descubre que él es el candil que ilumina la vida y que su Palabra guía la vida personal y comunitaria. El Evangelio que hoy estamos reflexionando nos recuerda que estar unidos a Jesús es la clave fundamental de la vida bautismal. En Pascua es importante hacer un examen fundamental de nuestra manera de vivir la vida cristiana en fidelidad a Jesús de Nazaret y de su proyecto. Esta revisión se hace necesaria realizarla para no dejar enfriar la experiencia del seguimiento. La vida cristiana tiene que estar en permanente vigilancia y cuidado. Si no lo hacemos estamos expuestos a vulgarizar el seguimiento de Jesús y dicha vulgarización coloca en ridículo y vergüenza el ser cristiano. Detengámonos y revisemos nuestra experiencia del seguimiento de Jesús y el proseguimiento de su causa.