Consulta diaria

Primera lectura: Heb 13,1-8: 
Jesucristo es el mismo siempre
Salmo: 26: 
El Señor es mi luz y mi salvación
Evangelio: Mc 6,14-29: 
Muerte de Juan el Bautista

4a Semana Ordinario Felipe de Jesús (1597) Águeda (251)

... Herodes había mandado arrestar a Juan y lo había encarcelado, por instigación de Herodías, esposa de su hermano Felipe, con la que se había casado.
18 Juan le decía a Herodes que no le era lícito tener a la mujer de su hermano.
19 Herodías le tenía rencor y quería darle muerte; pero no podía...
21 Llegó la oportunidad cuando, para su cumpleaños, Herodes ofreció un banquete a sus dignatarios, sus comandantes y a la gente principal de Galilea.
22 Entró la hija de Herodías, bailó y gustó a Herodes y a los convidados. El rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, que te lo daré.
23 Y juró: Aunque me pidas la mitad de mi reino, te lo daré.
24 Ella salió y preguntó a su madre: ¿Qué le pido? Le respondió: La cabeza de Juan el Bautista.
25 Entró enseguida, se acercó al rey y le pidió: Quiero que me des inmediatamente, en una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista.
26 El rey se puso muy triste; pero, por el juramento y por los convidados, no quiso contrariarla.
27 Y despachó inmediatamente a un Verdugo con orden de traer la cabeza de Juan. El verdugo fue y lo decapitó en la prisión,
28 trajo en una bandeja la cabeza y se la entregó a la muchacha; ella se la entregó a su madre.
29 Sus discípulos, al enterarse, fueron a recoger el cadáver y lo pusieron en un sepulcro.

Comentario

Cualquier propuesta generadora de conciencia crítica frente a los sistemas tradicionales, es vista y entendida como una amenaza para los que detentan el poder en cualquier tiempo y ambiente geográfico. Los poderosos por temor a perder el poder cobran, con la vida de los carismáticos, la llegada de la nueva propuesta que desafía el estamento tradicional. Es eso lo que le pasó a Juan Bautista.

Él fue una amenaza para Herodes, para su vida sucia y su cruel política. Los sistemas de poder totalizantes y totalizadores suelen imponer el miedo a base de violencia. Quien opta por la justicia, la verdad, la paz, la vida digna, la inclusión, la defensa de la creación, el acompañamiento a los grupos vulnerados, entra en conflicto con la política y la religión. Que la figura de Juan el Bautista ayude a plantearse cuestiones, a entrar en crisis y en conversión, a romper seguridades propias y estructurales. Que su memoria siga animando la caminada.