Consulta diaria

Primera lectura: Miq 7,14-15.18-20: 
Arrojará al mar nuestros delitos
Salmo: 102
El Señor es compasivo y misericordioso
Evangelio: Lc 15,1-3.11-32: 
Tu hermano estaba muerto y ha revivido

11 …Dijo Jesús: Un hombre tenía dos hijos.
12 El menor dijo al padre: Padre, dame la parte de la fortuna que me corresponde. Él les repartió los bienes.
13 A los pocos días el hijo menor reunió todo y emigró a un país lejano, donde derrochó su fortuna viviendo una vida desordenada.
14 Cuando gastó todo, sobrevino una carestía grave en aquel país, y empezó a pasar necesidad.
15 Fue y se puso al servicio de un hacendado del país, el cual lo envió a sus campos a cuidar cerdos.
16 Deseaba llenarse el estómago de las bellotas que comían los cerdos, pero nadie se las daba. …
20 Y se puso en camino a casa de su padre. Estaba aún distante cuando su padre lo divisó y se enterneció. Corriendo, se le echó al cuello y le besó.
21 El hijo le dijo: Padre, he pecado contra Dios y te he ofendido, ya no merezco llamarme hijo tuyo.
22 Pero el padre dijo a sus sirvientes: Enseguida, traigan el mejor vestido y vístanlo; pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies.
23 Traigan el ternero engordado y mátenlo. Celebremos un banquete.
24 Porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido, se había perdido y ha sido encontrado. Y empezaron la fiesta.
25 El hijo mayor estaba en el campo. Cuando se acercaba a casa, oyó música y danzas
26 y llamó a uno de los sirvientes para informarse de lo que pasaba.
27 Le contestó: Es que ha regresado tu hermano y tu padre ha matado el ternero engordado, porque lo ha recobrado sano y salvo.
28 Irritado, se negaba a entrar. Su padre salió a rogarle que entrara.
29 Pero él le respondió: Mira, tantos años llevo sirviéndote, sin desobedecer una orden tuya, y nunca me has dado un cabrito para comérmelo con mis amigos.
30 Pero, cuando ha llegado ese hijo tuyo, que ha gastado tu fortuna con prostitutas, has matado para él el ternero engordado.
31 Le contestó: Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo.
32 Había que hacer fiesta porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido, se había perdido y ha sido encontrado.


Comentário

Los personajes mencionados al comienzo son claves para entender la parábola. ¿Qué hacen los recaudadores de impuestos y los pecadores? Se acercan y escuchan a Jesús. ¿Qué hacen los fariseos y los doctores de la ley? Murmuran de Jesús. ¿A quién representa el hijo pródigo? A los publicanos y pecadores. ¿Por qué? Por lo que hacen.

Se acercan a Jesús, escuchan su palabra, reconocen su pecado y vuelven a la casa del Padre. Arrepentimiento, conversión y reconciliación. La respuesta del Padre es misericordia, acogida y alegría. El hijo mayor representa a los doctores de la ley y a los fariseos, porque no cesa de recordar al Padre que es el más bueno, justo y cumple todos los mandamientos. Sin embargo, su corazón está lejos del Padre por la envidia y el egoísmo.

Cuando un pecador se arrepiente hay fiesta en el cielo y en la tierra. El Padre organiza una fiesta para todos, hijo menor y mayor, pecadores y publicanos. Unos se quedan, otros no. El Padre está alegre por los que volvieron, pero sigue esperando a quienes se alejaron.