Consulta diaria

Primera lectura: 1Re 8,1-17.9-13: 
Llevaron el arca al Santuario
Salmo: 131
Levántate, Señor, ven a tu mansión
Evangelio: Mc 6,53-56: 
Lo tocaban y quedaban sanados

53 Terminada la travesía, tocaron tierra en Genesaret y atracaron.
54 Cuando desembarcaron, la gente reconoció a Jesús.
55 Recorriendo toda la región, le fueron llevando en camillas todos los enfermos, hasta el lugar donde habían oído que se encontraba.
56 En cualquier pueblo o ciudad por la que pasaba, colocaban a los enfermos en la plaza y le rogaban que les dejara tocar al menos los flecos del manto. Y los que lo tocaban se sanaban.


Comentário

Marcos continua revelando la persona de Jesús en quien se cumplen las promesas hechas en la Primera Alianza. Nuevamente aparece ofreciendo el don de la salud a quien lo necesite con el poder de Dios mismo pues Jesús tiene sus raíces en el misterio divino del que procede. La insistencia del evangelista es que descubramos que Jesús es Dios y Dios su Padre está con Él actuando con la fuerza de Dios Espíritu Santo. No nos quedemos en la superficialidad de aquellos que recibieron la curación sin intuir y menos percibir el misterio de su persona. Hoy somos invitados a tomar conciencia de que entrar en contacto con Jesús no debe ser sólo para solucionar problemas, pedir protección y salud, sino profundizar nuestra relación con Él, a captar que su persona puede, si nosotros lo aceptamos, sanar nuestros pecados y debilidades, ofrecernos un proyecto de vida que dará plenitud a nuestra existencia y a la de quienes nos rodean. Anímate a aceptarlo como la persona más importante en tu existencia. La fe es la entrega total y sin condiciones a Cristo.