Consulta diaria

Primera lectura: Jl 4,12-21: 
La Mies está madura
Salmo: 96
Alégrense, justos, con el Señor
Evangelio: Lc 11,27-28: 
Dichosos los que escuchan la Palabra

27 En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de la multitud alzó la voz y dijo: ¡Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron!
28 Él replicó: ¡Dichosos, más bien, los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!

Comentário

Todos queremos mantener atados a nosotros a los seres queridos. Pero Jesús no obra así. Para él lo fundamental no son los lazos de sangre que nos emparentan. Lo fundamental para Jesús es que la Palabra de Dios se haga realidad, se convierta en vida y en compromiso por el Reino. No es la sangre (la carne) lo que une a los creyentes. Son ligaduras más fuertes que proceden de la meditación asidua de la Palabra, que es Cristo Jesús, hasta el punto de convertirse en factor de unidad y comunión entre los creyentes seguidores de Jesús.

La familia, la comunidad del Reino, es una comunidad de hermanos unidos fuertemente por la acción del Espíritu Santo. Fruto de esta unión será la fraternidad, la solidaridad, la compasión y la misericordia. Ello nos convertirá en personas justas y hospitalarias. Solo cuando nuestro mundo entienda que es el amor fraterno y compasivo lo que nos humaniza entonces si podremos soñar con otro mundo posible. Oremos juntos por la paz del mundo.

December 2017
Su Mo Tu We Th Fr Sa
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6