Consulta diaria

Primera lectura: Jon 3,1-10: 
Dios no castigó a Nínive
Salmo: 29
Perdónanos, Señor, y viviremos
Evangelio: Lc 10,38-42: 
María escogió la mejor parte

38 En aquel tiempo, yendo de camino, entró Jesús en un pueblo. Una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa.
39 Tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras;
40 Marta ocupada en los quehaceres de la casa dijo a Jesús: Maestro, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en los quehaceres? Dile que me ayude.
41 El Señor le respondió: Marta, Marta, te preocupas y te inquietas por muchas cosas,
42 cuando una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y no se la quitarán.

Comentário

Vivimos en ambientes de tremenda agitación y velocidad las 24 horas del día. Desde la mañana hasta la noche la gente va de un lado para otro como hormiguero que no para de deambular. Los tiempos para la gratuidad, el compartir, el disfrutar la vida se han esfumado por la grieta del fondo. No hay tiempo para la reflexión, la meditación y la oración. Incluso, los creyentes y también agentes de pastoral, incluidos los curas, nos dejamos arrastrar fácilmente por el torrente vertiginoso de una vida sin calidad ni hospitalidad. Y no es que no haya que trabajar para ganar el sustento y de paso, aportar a la construcción de la sociedad. Jesús no cuestiona el trabajo de Marta, sino que exalta la actitud de María para acoger su persona y dejarse llenar de su palabra de luz y de esperanza.

¿Qué tiempo dedicamos a la reflexión y a la oración reposaba y sabrosa?

¿Qué espacios cualificados ofrecemos para compartir con calma y profundidad con nuestros familiares y compañeros?

December 2017
Su Mo Tu We Th Fr Sa
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6