Consulta diaria

Primera lectura: Jon 1,1–2,1-11:
Se levantó Jonás para huir
Salmo: Interleccional:  Jon 2:  
En el peligro grité al Señor y me respondió
Evangelio: Lc 10:25-37: 
¿Quién es mi prójimo?

25 En aquel tiempo un doctor de la ley se levantó y, para poner a prueba a Jesús, le preguntó: Maestro, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?
26 Jesús le contestó: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué es lo que lees?
27 Respondió: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas, con toda tu mente, y al prójimo como a ti mismo.
28 Entonces le dijo: Has respondido correctamente: obra así y vivirás.
29 Él, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?
30 Jesús le contestó: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó. Tropezó con unos asaltantes que lo desnudaron, lo hirieron y se fueron dejándolo medio muerto.
31 Coincidió que bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verlo, pasó de largo.
32 Lo mismo un levita, llegó al lugar, lo vio y pasó de largo.
33 Un samaritano que iba de camino llegó adonde estaba, lo vio y se compadeció.
34 Le echó aceite y vino en las heridas y se las vendó. Después, montándolo en su cabalgadura, lo condujo a una posada y lo cuidó.
35 Al día siguiente sacó dos monedas, se las dio al dueño de la posada y le encargó: Cuida de él, y lo que gastes de más te lo pagaré a la vuelta.
36 ¿Quién de los tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los asaltantes?
37 Contestó: El que lo trató con misericordia. Y Jesús le dijo: Ve y haz tú lo mismo.

Comentário

“Misericordia quiero y no sacrificios”. La palabra “misericordia” muy usada en nuestro medio, particularmente religioso, significa sentir en el corazón, en las entrañas, el sufrimiento de la otra persona. Pero es un sentimiento que mueve a actuar en favor del otro, que no deja indiferente. Palabras sinónimas por su sentido podrían ser compasión: padecer con… solidaridad, hospitalidad. Pero “misericordia” no es solo un vocablo para describir un sentimiento humano. Misericordia revela el modo de ser y de actuar de Dios. El llamado buen Samaritano, es decir, aquel hombre que se llenó de compasión por el herido, se solidarizó con él, está develando el mismísimo rostro de Dios. Dios es Misericordia. Sólo quien vive la misericordia conoce a Dios por la vía de la experiencia, único camino de acceso a Dios. El creyente tiene como misión primordial impregnar este mundo de calidez, calidad, amor solidario y compasivo. ¿Cómo lo vives tú, los tuyos y tu comunidad?

December 2017
Su Mo Tu We Th Fr Sa
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6