Consulta diaria

Primera lectura: Bar 4,5-12.27-29: 
Vuélvanse a buscar a Dios
Salmo: 68
El Señor jamás desoye al pobre
Evangelio: Lc 10,17-24: 
Te alabo Padre, Señor del Cielo

17 En aquel tiempo volvieron los setenta y dos discípulos muy contentos y dijeron: Señor, en tu nombre hasta los demonios se nos sometían.
18 Les contestó: Estaba viendo a Satanás caer como un rayo del cielo.
19 Miren, les he dado poder para pisotear serpientes y escorpiones y para vencer toda la fuerza del enemigo, y nada los dañará.
20 Con todo, no se alegren de que los espíritus se les sometan, sino de que sus nombres están escritos en el cielo.
21 En aquella ocasión, con el júbilo del Espíritu Santo, dijo: ¡Te alabo, Padre, Señor de cielo y tierra, porque, ocultando estas cosas a los sabios y entendidos, se las diste a conocer a la gente sencilla! Sí, Padre, ésa ha sido tu elección.
22 Todo me lo ha encomendado mi Padre: nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre, y quién es el Padre, sino el Hijo y aquél a quien el Hijo decida revelárselo.
23 Volviéndose aparte a los discípulos, les dijo: ¡Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven!
24 Les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven, y no lo vieron; escuchar lo que ustedes escuchan, y no lo escucharon.

Comentário

La alegría del evangelio es para ser comunicada. Eso hicieron los discípulos del Señor cuando retornaron de su experiencia misionera. Ellos ha captado el sentido profundo de la evangelización: derrotar las fuerzas del mal que se manifiestan en la injusticia, la violencia, la opresión y la exclusión de las personas. La buena noticia libera, salva y dignifica al ser humano. Pero solo quienes tiene un corazón sensible al paso de Dios por los acontecimientos más pequeños e imperceptibles de la vida pueden regocijarse con ese actuar salvífico. Desde hace varios años el Papa Benedicto XVI y los Obispos de Aparecida nos invitaron a una gran misión continental y poco a poco se ha venido desarrollando en nuestro continente. Se perciben frutos de conversión personal y comunitaria que van transformando paulatinamente la sociedad; pero todavía no termina la jornada. Queda mucho por hacer. Y tú tienes un lugar en esta historia de evangelización para que la ayudes a construir. Oremos por las misiones, especialmente de nuestro continente de la esperanza.

December 2017
Su Mo Tu We Th Fr Sa
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6