Consulta diaria

Primera lectura: 2Cor 6,1-10: 
Somos servidores de Dios
Salmo: 97
El Señor da a conocer su victoria
Evangelio: Mt 5,38-42: 
No hagan frente a quien les agravia

38 En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente.
39 Pues yo les digo que no opongan resistencia al que les hace mal. Antes bien, si uno te da una bofetada en tu mejilla derecha, ofrécele también la otra.
40 Al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica déjale también el manto.
41 Si uno te obliga a caminar mil pasos, haz con él dos mil.
42 Da a quien te pide y no des la espalda a quien te pide prestado.

Comentário

La declaración de Jesús establece que cualquier intento de justicia por mano propia o cualquier búsqueda de venganza ante las injusticias no son conductas propias de sus seguidores. Jesús decreta además que la centralidad de las personas en sus necesidades son determinantes para el comportamiento de la comunidad del Reino. Pero en ocasiones creerle a Jesús no es sencillo y pensamos que practicar estos mandamientos está fuera de nuestras posibilidades.

Por fortuna, o gracia de Dios, existen en cambio numerosos ejemplos que valoramos justamente por este tipo de comportamientos: Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Nelson Mandela, las Madres y las Abuelas de la Plaza de Mayo. No se trata de claudicar en las búsquedas por la verdad ni de resignar las luchas por la justicia, tampoco de olvidar o perdonar sin más como tontos. Se trata de desmantelar el modus operandi que pretende alcanzar el resarcimiento con mayor injusticia y violencia. Se trata de dar la palabra a las víctimas y de dejar al descubierto al victimario con sus prácticas.